viernes, 12 de enero de 2007

El espejo del río (Despedida)

El micro me arrastraba de vuelta a casa a través de una noche de color púrpura. Yo iba junto a la ventanilla, y con la mirada puesta en la llanura procuraba atenazar la distancia indivisible. Probablemente nunca olvide que estaba con los auriculares escuchando la hermosa "Lay Down Your Weary Tune" de Bob Dylan y que justo cuando cantó los versos "I gazed down in the river's mirror / And watched its winding strum" el micro atravesó como un rayo el puente sobre el Río Colorado. El sincronismo fue tan perfecto que tuve la oportunidad de imitar a Dylan y sospeché que indudablemente su voz me iba narrando a mí mismo; miré hacia abajo y alcancé a adivinar olas oscuras que se iban desgajando bajo alguna luz espectral. Me invadió una tristeza imposible de evitar; en ese mismo instante dejábamos atrás la provincia de Río Negro. Cerré los ojos y pude contemplar un inmenso océano verde. Era, después de todo, un buen momento para sentirme solo otra vez.

I gazed down in the river's mirror
And watched its winding strum.
The water smooth ran like a hymn
And like a harp did hum.
Lay down your weary tune, lay down,
Lay down the song you strum,
And rest yourself 'neath the strength of strings
No voice can hope to hum.

Bob Dylan, 1964

3 comentarios:

Fede dijo...

Qué bien la pasamos che. Enormes vacaciones.
Después te paso mis fotos, y las de Juli.

Yeyo.Fran dijo...

Me alegro que la hayas pasado bien primate... Siga escribiendo así que da gusto leerte ;)...

Juli dijo...

Me encantó.