martes, 25 de marzo de 2008

Las cien mejores canciones del rock. Puestos 90 - 81

#90. Hyperballad - Björk
Album: Post (1995).
Letra y música por Björk.
Lírica clave: "I go through all this before you wake up".

Alguien en Internet me recomendó esta canción en algún momento. Hoy en día muchas de las personas con quienes nos comunicamos no pasan de ser "alguien en Internet", por lo cual no sé por qué hacen caras. En fin. Esto era cuando la onda de Björk no me cerraba mucho y trataba de no darle bola. Hyperballad, naturalmente, me cambió la cabeza. Hoy en día no sé hasta que punto la considero superior a otras favoritas de la señora esta, como por ejemplo Venus As A Boy, pero la incluyo simplemente a fuerza de ese impacto originario que aún permanece. Creo que ninguna otra canción encapsula con tanta elocuencia (y economía de recursos) la idiosincracia de Björk: beeps electrónicos expertamente cosidos a la melodía, una letra bizarra pero romántica, un cinemático arreglo de cuerdas y ese ritmo electrónico que va arrancando de a poco hasta lograr un clímax estupefaciente. De entrada parece una balada, pero al minuto es bastante obvio que se trata de algo más (una hiperbalada, supongo). Hace poco Björk pasó por Buenos Aires y cantó esta maravillosa gema. Podría haber estado, pero no llegué a comprar las entradas porque perdí mucho tiempo con un estornudo (eso es lo que tardaron las entradas en agotarse, por si no entendieron el magnífico chiste).

#89. Sweet Child O' Mine - Guns N' Roses
Album: Appetite For Destruction (1987).
Letra y música por Guns N' Roses.
Lírica clave: "She's got a smile that it seems to me, reminds me of childhood memories".

Tal vez en unos días me arrepienta de haber metido esto. Nah, seguro que me voy a arrepentir. Teniendo en cuenta la gran cantidad de temazos obvios que dejé afuera (ya se van a descubrir), la verdad me va a costar explicar por qué justo éste, que es muy obvio, sí va. Hay algo que fue lo que me decidió y es esto: la intro de guitarra de Slash es una de las cosas más distintivas, emocionantes e instantáneamente reconocibles que se hayan creado en la historia del rock. Cuando los Guns N' Roses hacían furor allá por comienzos de los noventa yo era un pendejo de tercer grado que solo escuchaba a los Dire Straits (!) y, lógicamente, detestaba a los Guns con toda mi alma. Y aún así, esta increíble canción, que entonces sonaba por todas partes (especialemente en casa de mis primos, donde también sonaba Bon Jovi!!!), me produce una nostalgia desgarradora por aquellos días que no muchas canciones logran. Que este nivel de sensibilidad universal haya sido alcanzado por una pandilla de adictos cuasi-vándalos como los Guns no deja de agregar leña al fuego. Sweet Child O' Mine es tal vez la única canción que, sin que mediara una escucha activa hasta mucho tiempo después, ciertamente marcó parte de mi vida. No importa cuántas veces la escuche, el primer instante al reconocer ese riff en los oídos - o la melodía de bajo que sigue a continuación - es una sacudida de esas poco comunes que solo ciertos elegidos cada tanto son capaces de provocar. Y el inefable álbum, Appetite For Destruction, es excelente.

#88. Mutilated Lips - Ween
Album: The Mollusk (1997).
Letra y música por Ween.
Lírica clave: "You can get another drop of this, yeah you wish".

Una de las tantas opciones algo extrañas que se van a encontrar en esta lista. Ween es una de esas bandas alternativas de los 90 (en este caso dúo alternativo) que nadie conoce pero cuyos oscuros álbumes alcanzan un nivel de consenso poco común entre quienes sí los han escuchado. Esta canción en particular es digna de la lista por una razón bastante contundente: es el mejor rock alternativo de los 90 que escuché jamás. ¡Ojo! Tampoco sé exactamente qué se supone que tiene que ser el rock "alternativo", pero si uno a veces lo asocia a bandas imitadoras de Nirvana que no tienen nada interesante para hacer ni decir, aparece este tipo de cosa bizarra para salirse de la línea y sorprender. Me atrae mucho el hecho de que Mutilated Lips sea un tema casi exclusivamente acústico y aún así suene oscuro, imponente y moderno, además de ser extravagante sin perder cierta adaptabilidad pop. Resumiendo, es una cosa única. Recuerdo que fue la canción con la que elegí estrenar mi actual placa de sonido a todo volumen (que no es la cream de la cream pero suena bien) y me partió la cabeza. No podía dejar de escucharlo una y otra vez, y aún así nunca me saturaba sino todo lo contrario; me sumía aún más en la adicción. Es una canción adictiva como muy pocas. Supongo que a todos les pasa lo mismo, pero uno nunca sabe.

#87. Thirteen - Big Star
Album: #1 Record (1972).
Letra y música por Chris Bell & Alex Chilton.
Lírica clave: "Won't you let me walk you home from school".

Thirteen es un álbum de Blur, pero también el nombre de esta humilde canción (de hecho, es lo más humilde de toda la lista) de Big Star. Visto que hoy ando medio nostálgico, es más que apropiada una canción sobre la sensación de tener trece años y empezar con las primeras citas, a saludar a las chicas con besos en la mejilla y todo eso. Esas sensaciones no vuelven más, lo aseguro. No quiere decir que no haya otras igualmente satisfactorias que solo nos reserva la adultez, pero cuando sentís que esa parte de tu vida se fue para siempre viene esa sensación de extrañamiento, en donde hasta te parece que esa persona que eras en la primera adolescencia no eras vos sino alguien que conociste íntimamente pero que ya murió. De todas formas, lo que más me llega de la canción no es tanto el mensaje (mentiría si dijera que lloré con esto) sino la hermosa composición melódica. Solo suenan un par de guitarras acústicas y lo cierto es que el juego de notas entrelazadas que proponen es genial. Simple, casi de rutina, pero a la vez extraordinario. Parece como algo que podrían hacer los Killers en un rapto extenuante y utópico de inspiración, pero no: esto fue grabado en el 72 por una banda totalmente fracasada y de culto que solo conocen ciertos nerds que, además, hacen música influenciada por Big Star. Garbage, por ejemplo, hizo un cover de este mismo tema. Música sin tiempo, que le llaman. Existe.

#86. Radio Free Europe - R.E.M.
Album: Murmur (1983).
Letra y música por Bill Berry, Peter Buck, Mike Mills & Michael Stipe.
Lírica clave: "Straight off the boat, where to go?".

Mi anécdota graciosa con respecto a R.E.M. es que por mucho tiempo tuve la idea de que Losing My Religion era un tema de... ¡Phil Collins solista! Claro, debo haber visto un pelado cantando en la tele y pensé automáticamente que era el chanta de Genesis. Cuando me enteré de que era R.E.M. fue una gran decepción porque significaba que entonces Phil Collins al final no tenía un solo tema que valiera la pena. Losing My Religion está bastante bien. R.E.M. tiene muchos temas que están bastante bien, mucho más en el sello IRS durante los 80 que cuando decidieron hacer cosas como Automatic For The People. No obstante, considero (y sé que muchos van a estar de acuerdo) que es una de esas bandas que saben pegarla de entrada al punto de no poder superarse jamás. Radio Free Europe es la primera canción del primer álbum de R.E.M. (Murmur). Si bien la producción, acorde con el status indie que tenía la banda en aquel entonces, es mooooy lo-fi, el impacto de la canción sigue siendo mayúsculo. Me impresiona cómo un tema que en su momento (año 83, pleno cenit del dance-pop) supo ser algo así como revolucionario, siga manteniendo esa misma impresión cuando lo escuchás ahora en pleno año 2008. O sea, no tiene sentido. ¿Cuántas bandas indie y college-rock surgieron después de R.E.M.? ¡Miles de miles! Y entonces, ¿porqué diablos Radio Free Europe, que es un boludeo surrealista sin sentido, suena tan condenadamente FRESCA todo el maldito tiempo? ¿por qué ese ritmo de guitarras se te mete bajo la piel como si el punk nunca hubiera existido y lo que escuchás fuera algo totalmente nuevo? Yo creo que quizás es porque R.E.M. era una banda del carajo, pero no sé, ustedes vean.

#85. Walk On By - Isaac Hayes
Album: Hot Buttered Soul (1969).
Letra y música por Burt Bacharach & Hal David.
Lírica clave: "Foolish pride is all that I have left".

Este tema del inefable Burt Bacharach fue popularizado incialmente por Dionne Warwick, pero está claro que se necesitó del gran Isaac Hayes (actualmente carcomido por los ideales de la cientología) para llevarla a sus alturas más insospechadas. Informo que se trata de una versión bastante larga; de todas formas no será el último tema de doce minutos que aparece en la lista, lo cual le da a Walk On By una utilidad de tentempié. Además, en la música pasa que a veces doce minutos se hacen demasiado poco tiempo. Este es el caso, ciertamente. Isaac empieza a cantar justo a los dos minutos y diez de canción. Hasta entonces parece que pasa de todo: hay una orquesta tocando una introducción inolvidable, una guitarra maligna que parece no tener nada que ver, voces de mujeres que parecen querer entrar pero no se animan. Todo en esta canción es así: cosas sucediéndose una tras otra, casi sin terminar de acoplarse del todo entre sí, hasta que sin darnos cuenta derivan en un crescendo monumental que culmina con un terrible duelo de órganos enloquecidos y guitarras punzantes. ¿Qué se supone que es esto? ¿Soul? Si lo es, creánme que esta bastante lejos del típico soul de motown o el típico soul a lo Barry White que pasan en las radios. Esto es otra cosa; una cosa psicodélica, funky, clásica, romántica, imposible de encasillar, coronada por la voz grave y suave de Hayes. A la luz de semejante experiencia, no me extraña nada que en la escena trip-hop (Portishead, Massive Attack) sea un lugar común meter algún sample de Hayes cada tanto.

#84. Wuthering Heights - Kate Bush
Album: The Kick Inside (1978).
Letra y música por Kate Bush.
Lírica clave: "How could you leave me when I needed to possess you?".

Wuthering Heights no fue la primera canción de Kate Bush que escuché (extrañamente, empecé por Aerial, su último, maduro e impecable álbum). Eso sí, cuando finalmente lo hice, esa voz me sobresaltó. Nada ni nadie en el rock te prepara para esa voz. Cuando se publicó The Kick Inside, Kate Bush tenía 19 años, pero algunas de estas canciones las grabó a los 16. O sea que tenemos a una pendeja apenas entrada en la pubertad que, como si eso no bastara, vocifera unas cuantas octavas más allá de lo normal como si fuera a audicionar para una ópera o algo. Un gusto adquirido, para decir lo mínimo. Al lector le recomiendo que no deje que sus nervios impacientes le jueguen una mala pasada: en esa tremenda voz (que más tarde Kate utilizaría en formas más sutiles) hay una incomparable sensación de deseo casi enfermizo que nunca nadie podría haber expresado con tan estremecedora convicción como Kate en este temazo. Parece loca: mientras ese estribillo glorioso planea como un águila elevándose hacia el paraíso, Kate Bush parece loca, enferma, entregada a la más histérica de las desesperaciones humanas. Hay que tener huevos para grabar algo así y sacarlo como single (huelga decir que nadie nunca había escuchado nada ni remotamente parecido, y fue un hitazo). Inspirada, como bien delata el título, en la conocida novela de Emily Bronte (que no leí aún porque la empecé y me resultó pesada), la canción sigue siendo la más emblemática de una flaca que tiene una discografía para alardear un buen rato. Rarísima, pero totalmente imposible de olvidar.

#83. Set The Controls For The Heart Of The Sun - Pink Floyd
Album: A Saucerful Of Secrets (1968).
Letra y música por Roger Waters.
Lírica clave: "Little by little the night turns around".

Una de las cosas que más me costó al elaborar esta lista de cien canciones fue elegir qué temas de Pink Floyd podrían ser incluidos. Para mí Floyd es el epítome de la banda que hace álbumes antes que canciones y que sus temas, no importa lo geniales que sean, no dicen demasiado cuando se los saca de contexto. Cualquiera fuera la nominación que hiciera, se me hacía aleatoria. Podría ser esta como aquella; cualquiera de sus grandes piezas famosas iba a estar bien. Así que tuve que rebelarme y finalmente opté por incluir esta canción de 1968 que sigue siendo "algo especial" dentro del variopinto catálogo de estos ingleses esquizoides, que ahora de repente todo el mundo escucha porque son cool. Todavía conservo en la memoria el inmenso shock que fue escuchar Set The Controls por primera vez, cuando yo apenas conocía los tipicos "hit singles" de Dark Side Of The Moon y esos álbumes de música pochoclera y bailable. Su participación entre las cien mejores del rock se justifica con un buen argumento: no debe existir canción con atmósfera mas maligna o perversa que ésta. Si la hay, todavía no la escuché. Hay una premisa sagrada que a veces al rock (sobre todo al metal) le cuesta asumir: para sonar malvado, cruel, oscuro, cuanto más calma y susurrante sea la música, mejor. Esto es lo que Waters entiende perfectamente en esta composición. La sencillez de los arreglos es tan asombrosa como la inexplicable sordidez que transmiten. El oyente no sabe de qué se trata el asunto; no hay un asesino serial, no hay monstruos, no hay siquiera fantasmas; aún así, su cabeza se llenará de imágenes visuales negras, en medio de un clima tranquilo que es todo menos tranquilizador. Su autor Waters le tiene un aprecio especial, ya que fue uno de los temas que tocó las dos veces que vino a Buenos Aires, en 2002 y 2007.

#82. I Want To See The Bright Lights Tonight - Richard & Linda Thompson
Album: I Want To See The Bright Lights Tonight (1974).
Letra y música por Richard Thompson.
Lírica clave: "Is just the kind of mess I'm looking for".

Si bien Richard Thompson tiene asegurado un lugar privilegiado en el panteón de los rockeros por ser miembro fundador de Fairport Convention, es su excelente carrera solista es lo que lo convierte a mis ojos en uno de los mejores violeros y compositores que viven o hayan vivido. El tema que aquí presento, cantado por su esposa de entonces Linda Pettifer (con quien grabó varios álbumes enteros), queda un poco amputado fuera el impresionante álbum al que da título. Aún así, creo que se vale muy bien por sí mismo. Lo que de entrada me llamó muchísimo la atención de esta canción es cómo, durando apenas tres minutos, combina varios géneros sin que se note en absoluto la costura. ¿Es folk inglés? Sí, pero también sabe ser rockera, tiene un monstruoso gancho pop, y hasta incluye toques de ¡¡¡Ranchera mexicana!!! Toda esa maravilla se combina con el apasionado canto de una chica común y corriente que solo quiere que llegue el fin de semana para escaparse un poco, emborracharse y ver las luces brillantes, el movimiento de gente, la vida nocturna (There's crazy people running all over town / There's a silver band just marching up and down). Algo que sin duda, nos ha pasado a todos más de una vez.

#81. Goodbye Yellow Brick Road - Elton John
Album: Goodbye Yellow Brick Road (1974).
Letra y música por Elton John.
Lírica clave: "Maybe you'll get a replacement, there's plenty like me to be found".

Hoy en día Elton John no inspira demasiado respeto, pero tal vez nos hayamos olvidado demasiado pronto que este gordito pomposo y glamoroso era una verdadera bestia en los años 70. Es uno de los pocos artistas de los que podría incluir diez o quince temas en esta lista y ninguno desentonaría en lo más mínimo. Imaginen el dolor de cabeza a la hora de tener que hacer el recorte final. Hubo al menos cinco canciones distintas que consideré seriamente para ocupar este lugar (algunas más, o otras menos concidas). Finalmente tuvo que ser la agridulce y breve Goodbye Yellow Brick Road que, lamentablemente para mis ganas de hacerme el elitista, es uno de sus clásicos inmortales, el tema titular del álbum más famoso y vendido de toda su carrera. Qué se le va a hacer; hay cosas que caen por su propio peso, y esta canción es un auténtico tanque de la música pop. Los ganchos melódicos se disparan como un diluvio casi imposible de asimilar con la lentitud de las neuronas. Es una canción que hay que escuchar varias veces para dar crédito a su perfección casi celestial. La performance vocal de Elton es una de las más grandiosas de cualquier canción en cualquier época, con esos falsetos que literalmente explotan en la cabeza. Realmente me siento ridículo tratando de acumular palabras inútiles sobre esta canción. Mejor escuchenla, o mejor dicho, vuelvan a escucharla.

CLICK ACA PARA BAJAR LAS CANCIONES
[archivo .rar / mp3 - 192kbps]

15 comentarios:

SirThomas dijo...

Genial la de Elton John (H).

De esta tanda hay más que no conozco que las que he escuchado, asi que será cuestión de bajar el compiladete y escucharlas. Cosa que haré en casa.

Saludos.

Perry Mastrángelo dijo...

Como floydiano enfermo debo decir que la elección de Set the Control fue atinada. Cómo me gusta A Soucerful of Secrets.

Yo también hubiese tenido un gran dilema en la elección, de ahí que aún no haya incluido algo de ellos en los Compilados de Pop is Dead...

Y sí, es evidente la revalorización (y coolización) de Floyd a partir de los 90. Recuerdo cuando todos estaban con la Z-95, y yo me martillaba la cabeza con el Delicate Sound of Thunder, mi primer LP de PF... Ojo, yo también escuchaba esa radio de mierda. Incluso tengo buenos recuerdos.

Chino dijo...

Oh no... ¡Björk! Aaaaaahhhh...

Ahora, la elección de justamente ESE tema de Floyd está bastante bien. Yo hubiera ido con algo de The Piper... , tipo "Lucifer Sam" o tal vez "Bike", simplemente porque me hace cagar de risa.

fedefer dijo...

Sabés que en las versiones preeliminares de la lista aprecía Lucifer Sam no? Gran tema, pero lo saqué porque no creo que tenga un peso propio tan por sobre el resto como para entrar entre los grosos grosos grosos grosos.

Lástima el cacerolazo a Björk; pensé que Kate Bush sería el blanco unánime de los reproches.

Chino dijo...

El de Kate Bush no está nada mal. Al principio parece que había tragado mucho helio, pero después te acostumbrás y es un lindo tema.

Ahora, Björk... no soporto sus gritos, sus susurros, sus murmullos. Directamente no la soporto.

*Pat-* dijo...

Cancion 85 y 84 :alabanzas:
Se me pianta un lagrimón (?).

La niña santa dijo...

UFAAAAAAA! Había preparado un comentario hermoso, brillante que seguramente iba a dar el pie para un debate apasionante y acalorado pero a Mr. Blogger no le pareció correcto y decidió perderlo por ahí. Entonces ahora me queda comentar lo mismo de siempre:
buenísimo el blog! Sigue así, no cambies nunca! Y si cambias que sea para mejor! Muy interesante, coincido a pleno! Qué bueno que estemos en permanente comunicación! Qué copado! Pasaba por acá y me gustó! Pasate vos ahora por mi blog, dale? Dale, sí. Porfis. Dale dale. Pasá, firmame. Sé bueno. Dale dale por favor. Te dejo la dire www.hellokitty.blogspot.com Vas a pasar? Qué bueno! Me encantó! Si vas a guardar los sanguches de miga en la heladera, poneles encima un repasador mojado así no se secan.
Seguro que Mr. Blogger ama este tipo de comentarios y este lo va a publicar sin chistar. Mr. Blogger debe ser "del campo".
Ah! Me olvidaba. Me quedo con los puestos 90 y 91 de esta tanda. Por lo obvio y porque cansan y los tenemos hiper escuchados. Pero que es el rock sino la contradicción siempre latente y siempre manifiesta?? EH? Por ahí venía el debate que me censuró Mr. Blogger of the farm.

fedefer dijo...

Jaja! Mr. Blogger ya me hizo lo mismo varias veces. Ya estoy tan paranoico que antes de publicar un comment lo copio con ctrl+c. Ya sabés, la próxima vez: ctrl+c.

El puesto 91 está en la tanda anterior, pero sé que te referís a Sweet Child. Una opción nostálgica, sin dudas. Te recomiendo mucho el de Elton John, ya que estamos.

Ah! Y voy ya mismo al blog de hellokitty porque soy fanático.

SirThomas dijo...

Qué buen tema el de Bush, lo conocía, claro, pero le comento que muchas veces tengo problemas para asociar el título de una canción con la canción en sí jeje. Si ponía Running Up That Hill si lo hubiese reconocido más fácilmente.

Por cierto, por la lectura de los argumentos en las selecciones, entiendo que algunas de las bandas que ya hicieron su aparición en el listado no volverán a aperecer más adelante? O entendí mal.

Saludos.

fedefer dijo...

Algunas sí, otras no... pero no puedo dar mas detalles, me dicen acá.

Fede dijo...

...es obvio que los flamencos van a volver a aparecer.

Sigue bien arriba la lista, me va gustando. Excelente "I Want To See The Bright Lights Tonight", yo sabía que la tenía de algún lado. La de Elton John es pegajosa, la de Kate Bush ha sonado en Aspen en alguna otra versión, y la de Ween me sorprendió pero está muy muy bien. A propósito, aprovecho este espacio de publicidad para recomendar tres de los últimos ¿cuatro? ¿cinco? discos de Ween que son una masa: The Mollusk (1997), White Pepper (2000) y La Cucaracha (2007). Fin del comunicado.

SirThomas dijo...

Si, qué tal? Se ve que no se llego a publicar un comentario mío. Simplemente para agradecerte la última respuesta FedeFer y decir que el suspenso está más que bien. Las elecciones me han gustado hasta el momento, sobre todo las que no conocía.

Saludos.

Daniel dijo...

Te soy sincero: ver a Guns and Roses en el conteo me ha hecho dudar de la credibilidad de la lista. Me hace pensar incluso que el título del thread ha sido desvirtuado ante semejante aberración. Ver a Pink Floyd con otra de sus "joyitas" aburridas me ha desanimado también... Tan mal estoy, que dichos acontecimientos han frenado de súbito mi impulso de revisar tus elecciones una por una como en la decena anterior, aunque me moría por felicitarte por la inclusión de Walk on By de Isaac Hayes, de la acertada elección de Elton John y de incluir esa joya de Big Starr...

Me voy parcialmente desilucionado de esta segunda entrega...

fedefer dijo...

Daniel... Te parece bien un tema de ACDC pero te sorprende la inclusión de uno de los Guns? Bastante raro eh.
Lo de Pink Floyd y el aburrimiento forma parte de tu eterna incomprensión de ciertas verdades de la vida; lo sabe el mundo.

Confío en que la próxima tanda reavivará el entusiasmo perdido. Saludos.

Salva M. dijo...

Aún me acuerdo del tiempo que estuve recomendándote a Big Star sin que me hicieras ni puto caso, al final elegí a Big Star para la primera canción que propuse en aquel desarraigado y poco homogéneo simposio musical.
Aunque "You Get What You Deserve" y "September Gurls" me parecen mejores, en un segundo grupo de las mejores canciones de Big Star aparecería ésta.
El solo me encanta, y la sencillez también, igual en este tema que en otros como "4 + 20" de CSNY, por ejemplo.